Comunicá

Aquello que hago cuando no hago nada

Publicado el por Comunicá
Aquello que hago cuando no hago nada

La mayor parte de mi vida consciente me es difícil desconectarme del mundo laboral, mucha culpa de ello la tengo yo puesto que me apasiona y mucho mi trabajo, por lo que no representa una incomodidad que el cerebro olvide encendido ese canal. No obstante, con el paso de las horas y de los días el cuerpo me pasa la factura a través de una drástica desconexión… necesito comúnmente descanso.

Es por ello que consciente de esta realidad decidí buscar un pasatiempo -cuando era más joven tenía un pasatiempo, pero lamentablemente no creo conveniente retomarlo hoy-.

Entre tantas opciones recordé haber visto a un colega y amigo mío (Miguel del Puerto) pintar con sus alumnos sobre vidrio, me pareció desde luego interesante, a pesar de notar la obvia dificultad para conseguir el vidrio… justo en esos días, me desayuné la última cucharada de café que quedaba, y cuando abrí el tacho de basura para desechar aquel envase no pude evitar notar la forma interesante del mismo -de la cual no quite provecho- y me pareció interesante pintar sobre él, después de todo… era vidrio.

Entonces me hice de las herramientas, pinceles y pinturas acrílicas, vasitos, diario, y alguna que otra cosa -prescindible- que no recuerdo. Pero ahora… ¿Qué vas a pintar?

No hacía mucho que habíamos comprado unos gatos de cerámica para nuestra sala -que me gustan mucho- y me pareció -para empezar- un buen motivo.

Aquello que hago cuando no hago nada

Es importante entender que ser diseñador no me hace un buen artista, es más, me gustó la idea de hacer esto por lo lejano que se encuentra este oficio del mío, y es más que evidente que no podría administrar los pinceles y las pinturas con mi mouse -por mucho que me encantaría hacerlo-.

Mi primera pintura me gustó moderadamente, mis sentidos estéticos me indican que esta muy lejos de ser algo realmente admirable, pero las circunstancias -era mi 1ra vez- me obligan a dar un valor espacial y emitir un juicio con criterios mas complacientes.

No obstante, me gustó la experiencia, y decidí continuar el próximo fin de semana. Mientras transcurrían las horas y los días no podía evitar mirar ese frasco de café y su obra con aspecto inconcluso, repitiendo dentro mío aquellas cosas que pudieron hacerse mejor, con ansias de que llegue el próximo fin de semana.

Cuanto pasaron los días respectivos... había llegado el momento, pero era mas que obvio que no iba a terminar semejante frasco de café en una semana, así que no tenía superficie para hacerlo, que frustrante… en una corta e interesante visita a la estación de servicio no pude evitar observar -nótese que tampoco lograba desconectarme de aquello- las pequeñas botellas de cerveza en los refrigeradores, definitivamente conveniente y estimulante, ya que las mismas pueden ser vaciadas minutos antes de oficiar de lienzos, y a la vez -con un poco de suerte o excusa- encender la chispa inspiradora.

Y así inicié el 2do intento, con un motivo también ajeno a mi persona, ya que no soy un fan de Pucca, sino que fue un pedido ineludible -de mi novia- que cumplí con gusto.

Aquello que hago cuando no hago nada

A partir de allí decidí seguir un patrón -como buen diseñador- y establecer un tema, y que mejor que algo inspirador para uno… decidí pintar "Tiras cómicas de ayer y de siempre". Es así que nació mi versión de Charly Brown, en primer lugar.

Aquello que hago cuando no hago nada

Quiero aclarar que no dibujo sobre la botella antes de pintar, sólo utilizo referencias de paisajes y personajes y los esbozo a mano alzada, directamente con la pintura… cuando un amigo (José Ayala) me dijo "Tu versión de Snoopy no tiene nariz y esta bien… es tu versión de Snoopy" sentencié que finalmente todos los errores o imprecisiones del proceso son parte de la belleza del pasatiempo, no quiero hacer algo perfecto, calcado, sino quiero hacer algo con mi pulso, muchas veces con imágenes mentales de aquello -los paisajes-, creo que el da algo interesante a todo.

Aquello que hago cuando no hago nada

Bueno, espero les guste aquello que hago cuando no hago nada, y que me sirve para desenchufar el canal laboral, y hacer un pequeño tributo a aquello que cuando niño me hizo feliz.

Aquello que hago cuando no hago nada
Aquello que hago cuando no hago nada
Aquello que hago cuando no hago nada