Comunicá

13 cosas que aprendí en mi década de los 20

Publicado el por Carlos Sebastián Ibarrola
13 cosas que aprendí en mi década de los 20

Hoy cumplo 31 años y suena a tanto y a tan poco a la vez... el tiempo pasa rápido, las cosas se ubican donde pertenecen y miras atrás y puedes ver todo lo que vas dejando en el camino.

De entre tantas cosas que aprendí la tercera década de mi vida, una de las más importantes es que nunca aprendí de los errores ajenos, aún haciendo el intento consiente de aprovechar el camino recorrido por otros, creo que cada quien puede obtener sus propios resultados en las mismas circunstancias. Pero contradictoriamente a ello, quiero mencionar algunas cosas que me ha enseñado la vida durante los últimos 10 años -de los 20 a los 30-, para quién quiera hacer el intento de aprovecharlo.

1. Ser joven no es impedimento
La vida me enseño que la juventud no es un obstáculo, que no vale la pena escuchar a nadie que te diga que eres muy joven o que no estás listo, el momento correcto es el momento que tú decidas, que tú lo sientas y en que tú te animes. La juventud es la etapa más vertiginosa, más enérgica y en la que uno tiene más fortaleza para absorber los golpes y crecer de manera sostenida.

2. Haz únicamente lo que ames

13 cosas que aprendí en mi década de los 20

El tiempo ocioso es hermoso, es reconfortante y necesario, pero también es adictivo, igual de adictivo que hacer algo productivo y que amas. Este es el momento de encontrar aquello que te apasiona y que a su vez es capaz de brindarte un desarrollo personal y profesional que te llene como persona. No hay manera de ser más productivo, más talentoso y más feliz que trabajar en algo que amas, porque solo desde ese lugar estarás dispuesto y preparado de absorber los vaivenes de la vida laboral, de entender que el crecimiento profesional es un paso a paso que tiene su propio ritmo, y muchas veces requiere mucha paciencia, mucho sacrificio y mucha energía.

No hay manera de ser más productivo, más talentoso y más feliz que trabajar en algo que amas.

3. El status quo no te pertenece
Las situaciones son cambiantes como la vida misma, lo que hoy parece inquebrantable no lo es, ni por si acaso. Todo cambia, todo se transforma, cambia de estados permanentemente, y es por ello por lo que nunca debes proyectar nada sobre una realidad que no dependa de ti. Nunca juzgues, nunca discrimines, nunca elijas un lado de la línea y nunca te encadenes a tu zona de confort, debes saber que aquel que hoy no es tu amigo no tiene porque ser tu enemigo, no guardes rencores, no hables mal de nadie, se transparente, educado y flexible. 

4. Todas las crisis son oportunidades
En cada momento de crisis, de tropiezos, de derrotas y de estancamiento hay una oportunidad oculta, una oportunidad de empezar de vuelta, de hacerlo mejor o de hacer algo nuevo, los obstáculos no son derrotas, los tropiezos no son vergonzosos, tienes que saber que en el tiempo nadie recuerda los errores.

Recuerda siempre que los goles convertidos son los únicos que quedan en el marcador y en la historia.

5. Permitete cometer errores

13 cosas que aprendí en mi década de los 20

Aprende que errar no es algo malo, no es igual a fracasar, debes errar con tranquilidad, con calma y sin culpa, nadie aprende sin errores y tu no eres esa excepción. No te avergüences de ellos, no los ocultes ni intentes borrarlos. No obstante, corrige tus errores, trabaja en ellos, se sincero y por sobre todo aprende una lección a la vez, reflexiona, medita, piensa, mira hacia atrás, entiende el presente y aprende a proyectar el futuro desde allí.

6. Aprende a decidir en frio
Es importante que aprendas a ser justo, a no ser impulsivo, aprende a escuchar a la gente, aprende a recibir descargas emocionales, aprende a no tomar decisiones en el momento crítico. Tomate un tiempo, por lo general todos los problemas y las situaciones seguirán esperando por ti los días que necesites para tomar una desición.

Sé justo, aprende a pensar más y hablar menos, no juzgues, no opines, cierra la boca y escucha a todos.

7. Que todos ganen a tu lado

No pude evitar la tentación de poner esta imagen
No pude evitar la tentación de poner esta imagen

Aprende a ser un líder solidario, proyecta tus victorias en escenarios donde no seas tú el único que ganes, comparte los frutos, brinda oportunidades. Cuando tú ganes que todos ganen algo, que nadie pierda, recuerda que las victorias son sobre las situaciones y no sobre las personas.

Proyecta para ti y para los que no pueden proyectar por sí mismos, sé inclusivo, que tu entorno evolucione contigo, que te quieran, te necesiten y te persigan no solo por lo que eres sino por lo que ellos mismos pueden ser al lado tuyo.

8. Sal de tu area de confort

13 cosas que aprendí en mi década de los 20

Aprende a salir de tu área de confort periódicamente, mantente flexible y cambiante, no pretendas ser el mismo todos los días, o toda tu vida, eso no es bueno, las personas cambian todos los días, tu también lo haces y eso está bien, que nadie te diga lo contrario. Puedes cambiar tus decisiones, tu pensamiento, tu postura y tus proyectos todas las veces que tú decidas que es para mejor y siempre que respetes a la gente que hay en ellos. No rehuyas de los riesgos, arriesga con cuidado, con inteligencia, aprende a ganar y aprende a perder, reinvéntate las veces que quieras, mantente en entrenamiento. 

9. Quema etapas
Reconoce tu vida como un conjunto programado de etapas que debes quemar, nada es eterno, aprende a quemar etapas, a soltar las cosas, a pasar la página. No intentes que algo sea eterno, nada es eterno, hay etapas de éxito y etapas difíciles, todas son hermosas, todas son tuyas, no pretendas volver al pasado, recuérdalo y sonríe, archívalo para las noches de amigos y sigue adelante.

10. No ames el dinero

13 cosas que aprendí en mi década de los 20

Aprende que el dinero es un medio y no un fin, no trabajes para ganar dinero. Ve más allá de lo económico, desarrolla motivaciones ideológicas, pasionales y altruistas, el dinero es consecuencia de ello, a veces viene y a veces va, y cuando más rápido entiendas esto, entenderás que nada material puede hacerte feliz.

Esta frase puede sonar estúpida, pero en realidad pienso que es mucho más fácil ganar dinero si eres feliz.

11. Aprende a decir lo que piensas y a decir No cuando es No.
Cuanto más rápido aprendas a decir que no cuando quieras decir no, descubrirás que la vida puede ser mucho menos estresante y tranquila. Aprende a ser sincero y a embanderarte siempre con la verdad, alejate de las mentiras y articula tus discursos tanto laborales como personales desde la verdad. Es fundamental que aprendas que nadie se merece una mentira y que nadie es tan importante como para callarte lo realmente piensas, sé franco, transparente y frontal. La gente que te rodea terminará valorando esto por sobre todas tus demás virtudes.

Es fundamental que aprendas que nadie se merece una mentira y que nadie es tan importante como para callarte lo realmente piensas, sé franco, transparente y frontal.

12. Lee y escribe
Esta penúltima lección es imprescindible, y debes entender que no podrás aprender ninguna de las anteriores si no lees ni escribes, si no reflexionas, si no te formas y si no aprovechas tu tiempo, si no inviertes en tu educación, si no te puedes distraer en un libro, y si no puedes expresarte y transmitir tus ideas, sentimientos e intenciones, si no lo haces nunca podrás convencer a nadie, ni siquiera a ti mismo.

13. Disfruta de la vida y la familia

13 cosas que aprendí en mi década de los 20

Viaja, conoce gente, emprende, vive experiencias, mantente activo, se libre, es la única manera de encontrar una mejor versión de ti mismo en el camino.

Aférrate a las personas que amas, protégelos, encuentra confort, apoyo y entiende que nunca habrá espacio de seguridad más perfecto que aquel que encuentras en ellos.