Comunicá

Un centro de principios / Parte 3

Publicado el por Carlos Sebastián Ibarrola

Este artículo es el tercero de una serie de artículos que pretende exponer las características que debería tener la comunicación de una persona que ocupa un puesto de liderazgo en alguna empresa u organización. Hemos dicho anteriormente que una buena comunicación es esencial para que un líder pueda alcanzar un óptimo nivel de sinergia con su equipo, además de alcanzar sus objetivos y metas en la tarea de liderar un grupo humano.

Un centro de principios / Parte 3

Hemos hablado en principio de que una de las características fundamentales era la diplomacia, una comunicación diplomática que resulte constructiva, efectiva, conciliadora y resolutiva. También hablamos en segunda instancia de la sinceridad, de la capacidad de ser honesto y transparente en el discurso, dijimos que un discurso empático y franco en todo momento cohesiona cualquier equipo humano y fomenta el compromiso.

Hoy hablaremos de los principios, porque un líder con una buena capacidad de comunicación habla desde los principios para alcanzar el compromiso de su equipo.

¿Qué son los principios?

La real academia española lo define como:

  • Cada una de las primeras proposiciones o verdades fundamentales por donde se empiezan a estudiar las ciencias o las artes.
  • Primer instante del ser de algo.

Los principios son, siempre y en todos los casos, el inicio de algo, y por lo general, son puntos de inflexión que podemos moldear en cuanto a las relaciones humanas se refiere.

Un centro de principios / Parte 3

Contrapongamos los principios con otros centros de relacionamiento interpersonales, es decir, si nos encontramos en una iglesia, podemos relacionarnos desde una perspectiva y/o una visión religiosa, si nos encontramos en una casa de estudios, podemos relacionarnos desde una perspectiva y/o visión moral o educacional.

¿Qué sucederá si voy a un estadio de futbol y pretendo que todos los presentes mantengan una conducta centrada en una perspectiva o visión religiosa?

Probablemente me llevaré una gran decepción.

Hablemos de algunos centros de relacionamiento:

  • Religión: estas personas se relacionan desde una perspectiva que esta dictada principalmente por la doctrina religiosa que profesa.
  • Moral: estas personas se relacionan desde una perspectiva educacional que esta dictada por su formación académica y sus etiquetas.
  • Ocio: estas personas se relacionan desde una perspectiva recreativa, principalmente en búsqueda constante de recreación.
  • Dinero: estas personas se relacionan desde una perspectiva que se rige por su interés económico y la búsqueda de rentabilidad.
  • Trabajo: estas personas se relacionan desde una perspectiva que se rige por los principios del trabajo que ejerce.
  • Cultura: estas personas se relacionan desde una perspectiva que se rige por las tradiciones o costumbres de su entorno.

Y pueden hablar muchos centros más, como la familia, la sociedad, la pareja, etc. Por lo general, en las relaciones interpersonales existe una multiplicidad de centros de relacionamientos que resulta difícil poder pretender encajar en todos ellos, o lograr la misma efectividad con todas las personas desde mi centro de relacionamiento.

Un centro de principios / Parte 3

Cada persona posee un centro de relacionamiento distinto, es decir, actúan de acuerdo con el lugar en el que sitúa su centro de relacionamiento. Por ello, es común que existan múltiples discrepancias entre las personas, porque no ven una misma situación desde el mismo lugar, lo que es correcto para uno, no siempre será correcto para otro. Los valores cambian drásticamente de un centro a otro, mientras para un religioso puede ser malo trabajar en domingo, una persona centrada en el trabajo puede pensar que no es malo, una persona centrada en el ocio ve con malos ojos las horas extras, mientras una persona centrada en el dinero no lo haría.

Entonces, ¿Cómo puede un líder ser un buen líder en un equipo en el que los centros definitivamente no son simétricos o uniformes? O una mejor pregunta…

¿Cuál debería ser el centro de relacionamiento de un líder?

Un centro de principios
El único dentro de relacionamiento de un líder son los principios, porque es el único centro universal, es decir, que cualquier persona puede entender,  interpretar y actuar en consecuencia.

Imagine que sube a un ascensor en el subsuelo y desea ir al 5to piso. En planta baja el ascensor se detiene y asciende una persona que no lo saluda.

Un centro de principios / Parte 3

Usted podría pensar que esa persona es maleducada porque a usted le enseñaron que si es usted el que llega debe saludar a los presentes, por tanto, usted no lo saluda, y él tampoco lo hace. El resultado de ese inicio es que probablemente usted nunca tendrá una relación con esta persona porque no tiene la educación que usted sí tiene –en teoría-, y este tampoco le saludará porque a él le enseñaron que no tiene obligación de saludar a ningún extraño. Eso se llama reciprocidad, y es un principio básico, esencial y fundamental en las relaciones humanas.

Imagine ahora que a pesar de su aparente mala educación decide saludarlo con una sonrisa, esta persona lo corresponderá por reciprocidad, a pesar de que Ud. es un extraño para él, y es probable que haya dejado una buena imagen con ese estímulo, ya que probablemente no acostumbra a recibir saludos, pero a Ud. si le saludará, por reciprocidad, y porque a partir de aquí, Ud. ya no es un extraño. Entonces, ya habrá roto un paradigma, ha transgredido su centro y ha abierto una puerta a un nuevo relacionamiento.

Imagine ahora que usted participa de una conversación de tres, en la que hay dos personas que se interrumpen mutuamente y de forma constante, mientras Ud. solo escucha pacientemente, hasta que -antes de hablar- dice: “¿Ahora puedo opinar yo?”. Lo más probable es que ambas personas guarden silencio y lo escuchen a usted con la atención que no se brindaron antes entre si, y seguro hasta le pidan permiso para interrumpirlo, por reciprocidad, Usted los ha escuchado, y ellos lo escuchan.

Si Ud. decide cubrir en el trabajo a un compañero, este lo cubrirá en el futuro por más centrado en el ocio que esté, por lealtad y reciprocidad.

Si Usted -el líder- lucha por los derechos de las personas que trabajan en su quipo, y ellos lo saben, le corresponderán esa lealtad. Si Ud. comete un error y lo reconoce frente a todos, todos reconocerán sus errores, porque usted ha dado el ejemplo.

No existe mejor liderazgo que aquel que se centra en los principios. No se centre en los valores de su centro, aquellos no son universales.

Que usted crea en los códigos, en el respeto, en la moral, en el amor, en el compañerismo, o en cualquier otro valor, no significa que los demás deban hacerlo, actúa a través de principios, dé para recibir, sea el ejemplo.

Un centro de principios / Parte 3

Es natural que esta sea una de las características más complicadas, porque todos tenemos un centro de relacionamiento y del mismo surgen inevitablemente percepciones frente a absolutamente todas las situaciones, pero debe hacer el ejercicio de reprimir sus percepciones y atender solo las acciones, y por sobre todo las reacciones que usted estimula o desarrolla en los demás.

Cuando Ud. se encuentre frente a una nueva persona, haga el ejercicio de no esperar nada de ella, entienda que cuando espera algo está actuando desde los valores de su centro, y existen altas probabilidades de quedar decepcionado e iniciar una mala relación. Usted debe -al contrario- motivar una reacción, estimular una respuesta desde su liderazgo de principios (reciprocidad, lealtad, igualdad, sinceridad, etc..). y empezar a cultivar una relación sin prerrequisitos de relacionamiento.