Comunicá

CYGNUS

Publicado el por Comunicá
CYGNUS

CYGNUS es una nueva empresa de desarrollo tecnológico del mercado, y necesitaba una identidad que refleje con integridad sus valores y su esencia. 

Logotipo
Normalmente las tipografías de mayor peso tienen per sé más empatía que las tipografías delgadas, a las cuales hay que ayudar mucho en términos morfológicos para que alcance un nivel de empatía importante. 

Teníamos la limitante de vernos obligados a escribir la marca en mayúsculas para reforzar la memoria visual del receptor y de ésta manera indicarle que la marca no tiene relación con la palabra “signus” o “signo”, que en el diccionario colectivo tiene un posicionamiento muy pronunciado a nivel fonético y visual.

CYGNUS

Además, nuestra marca cuenta únicamente con 6 signos tipográficos, de los cuales dos eran esencialmente rectos (Y y N), casi tres teniendo en cuenta la morfología del signo U en su versión mayúscula, dos signos eran básicamente los mismos (C y la G), y nos quedaba la letra S, que por regla general no es un signo que acostumbre marcar el estilo de una fuente sino más bien se adopta el estilo del colectivo.

Entonces, el margen para generar identidad quedaba estrecho, por tanto decidimos que la empatía esté acreditada por el cuerpo o el peso de la tipografía, y que el carácter se imprima en un elemento potente. Toda marca necesita un “lunar” que estimule la primera impresión.

CYGNUS

Así decidimos intervenir la letra “G”, conocida por su bastón. Lo que hicimos fue ubicar un trazo simple y diagonal con un ángulo en correspondencia con lo que la tipografía ya proponía. Este trazo, claramente diferente al bastón tradicional del signo, es un gesto sencillo pero suficientemente disruptivo para motivar la atención del receptor. Además del gesto protagónico de la G, le adherimos dos gestos suaves alrededor. 

CYGNUS

Una de ellas es la altura x de la letra Y, que quedo con la pierna corta y los brazos prominentes. La segunda es la ligadura del hasta diagonal de la N con su trazo recto complementario, que da la sensación de corte en el descanso. Dos gestos que a simple vista son claramente opacados por la G, pero que en el conjunto se ven como estelas del gesto protagógico en el bastón.

El azul es un color históricamente asociado a la tecnología por su uso recurrente en este rubro. Y si bien hay marcas que apuestan por otras estrategias, todo se enmarca dentro de un racional en el que se determinan que elementos de la identidad serán los responsables de transmitir intangibles. 

CYGNUS

En el caso de CYGNUS, nuestra tipografía fue diseñada con una morfología moderna, un palo seco característico del rubro, a su peso se le otorga la carga empática que estimulará el relacionamiento y favorecerá una primera impresión de calidad, mientras que en los trazos disruptivos que mencionamos antes se encuentra el valor identificador de la propuesta. Por tanto, el color debía cumplir la función de dar un contexto apropiado a la marca, es decir, enmarcar en cierto modo el rubro al que pertenece.

Cygnus (el cisne) es una constelación del hemisferio norte que atraviesa la Vía Láctea.

Nos gustó mucho el concepto de constelación, que básicamente es un conjunto de estrellas que no alteran su posición con el tiempo. En el pasado, las civilizaciones antiguas hacían el ejercicio de “unir los puntos” para obtener imágenes y nombrar a las mismas.

Cygnus (el cisne) es fruto de este ejercicio de unir puntos para descubrir una imagen, o darle un significado a lo existente.

CYGNUS

Los puntos están presentes, en la naturaleza, en las ciencias, en el universo. Siempre han sido una fuente inagotable de conocimientos para el hombre en todos los campos y en todos los aspectos.

CYGNUS

La capacidad intelectual del ser humano depende de su eficiencia para unir o conectar neuronas (puntos). La cual es una hermosa metáfora del universo, de las mismas constelaciones, todo alcanza un potencial mayor cuando se conecta a otro sistema. La integralidad absoluta existirá únicamente cuando todo este conectado con todo.

CYGNUS

Nuestra capacidad depende de nuestro potencial para reconocer, interpretar y unir los puntos.

CYGNUS